lunes, marzo 28, 2005

Historia de América: La Pachamama.-

Pachamama, santa tierra
no me comas todavía
todavía soy joven
y puedo dejar semilla”


Image hosted by Photobucket.com



Pachamama de estos lugares
bebe, masca la coca y come a gusto esta ofrenda
para que sea buena esta tierra Pachamama Buena Madre
¡Se propicia! ¡Se propicia!
Haz que caminen bien los bueyes
y que no se cansen
haz que brote bien la semilla
que no le ocurra nada malo
que no le tome la helada
que produzca buena cosecha.
A ti te pedimos
dánoslo todo
¡Se propicia! ¡Se propicia!


--------------------------------------------------------------------------------

Nuestra tradición considera que desde el 1º al 30 de agosto la tierra (Pacha) se encuentra "abierta y hambreada". Por ello es la época propicia para calmar su apetito y asegurarse así un año de paz y estabilidad en el que la Pachamama (Madre Tierra) devuelva a sus fieles todo lo que le han dado como alimento. Esta tradición tiene su origen en los cultos prehispánicos a la diosa de la tierra, la más antigua de las diosas porque de ella nació todo lo demás.

En este mes, preferentemente el 1º, se realiza la Corpachada y se enciende el sahumerio purificador con el que se recorrerá las distintas habitaciones de la casa para sacar de ella todo lo impuro y negativo, propiciando así un buen año para toda la familia.

Un elemento de importancia en la celebración ritual de la Pachamama es la construcción de apachetas



Corpachada: Ritual en honor a la Pachamama que realizan hombres y mujeres, mirando al E y arrodillados junto a un pozo excavado todos los años en el mismo sitio. Durante la corpachada se ofrece a la tierra un convite de las mejores comidas, bebidas, hojas de coca, cigarrillos y vinos, como muestra de agradecimiento a los bienes otorgados y en petición de que continúe la entrega de los productos que salen de la tierra.

Apacheta: Término quechua que hace referencia a una especie de pequeñas pirámides de piedra que se encuentran en los senderos de la Quebrada y Puna, habitualmente en los tramos más altos o más riesgosos. Se considera que en esos lugares vive la Pachamama y por ello el caminante le rinde culto agregando una piedra cuando pasa por allí. Cada piedra encierra un rezo, el ruego o el agradecimiento del peregrino. Con ese gesto el hombre se hermana con todos los caminantes.

Agradecemos la colaboración de Marcia.-
E.Hyde.-
LIBROUSADO.COM

El Tiempo por Tutiempo.net