miércoles, marzo 23, 2005

Literatura:La lengua Norfolk.-

Todos conocemos la existencia de esas mezclas idiomáticas que se suelen dar, sobre todo en las zonas de frontera (como el "spanglish" o el "portuñol") o en lugares donde han existido verdaderas fusiones raciales que con aportes de sus lenguas maternas contribuyeron a crear una lengua nueva como el "papiamento" del Caribe o las lenguas habladas en las Islas del Pacífico.-
En cierta oportunidad tropecé con la forma de usar el inglés, -muy rara por cierto- en la Isla de Rarotonga donde llaman al soutien "basquet bilong titis" y otras palabras por el estilo (supongo que han de resultar comiquisimas a los visitantes).-
Esta vez, buscando información sobre la Isla Pitcairn y los sobrevivientes del famoso motín del "Bounty", tropecé con otra de esas lenguas, en un articulito firmado por Emilio García Gómez, que transcribo textualmente:
....."Para solucionar el problema de comunicación de los amotinados y sus mujeres, ya que ninguno hablaba la lengua del otro, tuvieron que recurrir a inventarse una lengua propia.-
Esta ha llegado hasta nuestros días y se conoce actualmente con el nombre de "Norfolk".-En 1856, los escendientes del "Bounty" fueron trasladados a Norfolk, aunque algunas familias no tardaron en regresar a Pitcairn, constituyendo la base de la actual población.-

A los cinco años de estancia en Pitcairn, todos los hombres, a excepción de cuatro polinesios, dos ingleses, un escocés y un marino nacido en las Indias Occidentales habían fallecido de muerte violenta, como resultado de los celos y las disputas.- El guardiamarina Edward Young, casado con Teraura, se hizo cargo de la comunidad, emprendiendo la educación de los niños y el servicio religioso.- Muerto Young, John Adams -que hablaba con acento cockney- se conviertió en el patriarca de aquella microsociedad, compuesta por 10 mujeres polinesias y 23 niños nacidos en Pitcairn, y siguió la labor educativa y religiosa de Young.- No es de extrañar que, cuando la marina británica descubrió en 1814 a los supervivientes de Pitcairn, se vieran sorprendidos por la gran religiosidad de la colonia y la peculiaridad de la lengua -un inglés fluído pero con una gramática deficiente y un curioso acento- que hablaba aquella gente.-
Hoy en día se considera al habla de Pitcairn como una reserva de máximo interés para los sociolingüistas, un auténtico laboratorio sobre la formación de un dialecto criollo.- La distorsión de la lengua, sometida a largos períodos de confinamiento y a la influencia de las lenguas polinésicas, se puede ver en la nomenclatura, adaptada a la fonética de los habitantes de la isla".....
E.Hyde, de un artículo en www.mgar.net
LIBROUSADO.COM

El Tiempo por Tutiempo.net