viernes, marzo 03, 2006

Aquellos viejos juguetes: El yo yo.-


Recuerdo que cuando era muy pequeño recibí uno, herencia de un tío, quien trató de enseñarme a utilizarlo.- Era de madera, verde, y terminó sus días quien sabe donde, seguramente acompañando a un viejo trompo que también heredé y conservé mucho tiempo, hasta que perdí su rastro.-
Después aparecieron los yo-yo Russell; ese gran emprendimiento publicitario de Coca Cola, con las dos versiones, el profesional mas chico, de madera y el de plástico, un poco mas grande.-
Imitados después por otra gran empresa, fué muy popular, y por fin aprendí a utilizarlo mas o menos bien.- Recuerdo a los campeones que se paseaban en un vehículo de la empresa haciendo unas demostraciones de su habilidad que nos dejaban con la boca abierta.- Felizmente conservo dos o tres de esos yo-yo, para gratificación de mi ego de coleccionista.-
Pero...¿Quien inventó este juguetito? ¿De adonde salieron esas dos tapitas circulares unidas por un eje y pendiendo de un hilo?
Parece ser que hace tres mil años, ya se utilizaba en la antigua China un disco acanalado muy similar, como artificio para producir la hipnosis de quien fijara su vista en su movimiento de sube y baja.-
No obstante su antepasado mas directo, parece que fué un arma utilizado por los nativos de las Filipinas, los tagalos.-
Tal como las boleadoras criollas, esta especie de yo-yo fué utilizada durante mas de 400 años como útil de caza.- Eran discos grandes, cortantes, y estaban unidos a largas sogas para su manejo.-
El juguete basado en esta arma llegó a Europa alrededor del año 1800, siendo conocido en Inglaterra como "quiz" o "bandalore".- El hijo de la reina lo contó entre sus juegos por lo que también se lo conocía como "Prince of Wale´s toy".- Paso después a Francia, donde lo llamaron "increíble" (incroyable) o "l´emigrette".-
Parece que recién por 1860 llegó a los U.S.A. -se lo menciona en algunos libros- y permaneció como un juguete de tantos, hasta que en 1920, Pedro Flores, un filipino de origen que residía en los Estados Unidos, comenzó a producirlo en gran escala con el nombre de yo-yo.-
En el año 1929 Donald Duncan, un norteamericano, comprendiendo la potencialidad del juguete, le compró los derechos de fabricación a Flores y registró la marca Yo-Yo.-
Duncan cambió el nudo rígido que sostenía a los discos por un lazo corredizo, lo que permitió dar mayores posibilidades de movimiento al juguete, y así llegó hasta nuestros días.-
Después llegó la campaña publicitaria de Coca Cola y su campeonato...pero de eso ya les hablé.-
Ahora, me despido de todos Uds....voy a tratar de hacer "el dormilón"...

E.Hyde.-
LIBROUSADO.COM

El Tiempo por Tutiempo.net