martes, abril 18, 2006

Numismática: El imperio bizantino.-

Luego de la caída del Imperio Romano de Occidente, cuya fecha oficial de deceso es el año 476 DC, la parte oriental del Imperio Romano continuó su existencia: modernamente, este período se llama el “Imperio Bizantino”.-

Justiniano el Grande: 527-565 DC

En el año 527 DC, un hombre excepcional subió al trono imperial. Durante su largo reinado, los bizantinos pasaron de una posición pasiva y decadente a dominar casi la totalidad de los territorios occidentales que habían formado parte del Imperio Romano: El Norte de África, toda Italia, y buena parte de España, nada pudo resistirse al empuje de las fuerzas imperiales, dirigidas por el brillante general eunuco Belisario. Fue una era de apogeo en todo sentido: Se contruyó la Catedral de Santa Sofía en Constantinopla, un edificio tan hermoso que los medievales decían que había sido construído por ángeles; y se recopiló todo el derecho romano vigente. Justiniano murió el 14 de Noviembre de 565 DC, legando un imperio de casi el doble de su tamaño original. Sus sucesores no estuvieron a su altura: gradualmente, una a una, cada una de sus conquistas fue siendo perdida: el surgimiento islámico de los siglos VII y VIII y el surgimiento del Estado Búlgaro liquidó la mayor parte de las posesiones bizantinas más allá de Asia Menor.-
Pero no faltaron críticas a su reinado. El historiador contemporáneo de estos hechos, Procopio de Cesárea, al mismo tiempo que redactaba una historia laudatoria de las conquistas de su emperador por orden oficial, dejó escrita otra obra, mucho más jugosa y fascinante, conocida como “La Historia Secreta”. Son cientos de páginas de ataques descarnados contra el emperador, su mujer, la famosa emperatriz teodora (“una prostututa, hija del cuidador de osos del circo de Constantinopla”) y sus diversos desmanes. La obra de Procopio ha dado a pensar a más de un historiador moderno que la política expansionista de Justiniano fue más allá de las posibilidades humanas y financieras del Imperio Bizantino por aquel entonces. Según Procopio, Justiniano “dilapidó” la enorme fortuna reunida pacientemente y legada por el ahorrativo Anastasio a sus sucesores.-
El sistema monetario bizantino estaba basado en el Follis de bronce y el sólido de oro. Excepcionalmente, se acuñaron monedas de plata, miliarenses y exagramas, pero mayormente estas piezas de plata tenían carácter ceremonial.-
El Follis se dividía en 40 “nummia”; esta es una moneda de 10 nummia, o sea 1/4 de follis. Fue acuñado en la ceca de Tesalónica (actual Salónica, en el Norte de Grecia), en el año 36 del reinado de Justiniano (equivalente a 562/3 DC).-

JUSTINIANO, 527-565 DC. Decanummium de bronce (3,3 gr.). Ceca de Tesalónica. Año 36 (=562/3 DC). Anv. DN IVSTINIANVS PA. Busto diademado a der. Rev. Gran I (=10); a izq. ANNO; a der. XXXVI.-
E.Hyde.-
LIBROUSADO.COM

El Tiempo por Tutiempo.net